Oído

Desconocimiento del cuidado de la audición

La mayoría de las personas no se cree que con el paso del tiempo van a ir perdiendo sensibilidad auditiva y que, además, dependiendo de cómo hayamos tratado a nuestros oídos esto puede suceder antes de tiempo..

Tenemos comprobado que, en general, las personas acuden a nuestro gabinete auditivo de Lugo, AudioClinic, cuando la pérdida auditiva es muy evidente. En ocasiones el daño puede ser ya tan grave que poco vamos a poder hacer. De ahí la importancia de actuar desde la prevención.

Cuide su Sensibilidad Auditiva

La audición se puede cuidar. Pero para ello debemos estar concienciados. Y para estar concienciados debemos entender que la sensibilidad auditiva la debemos cuidar día a día. Si sabemos lo que es perjudicial para nuestros oídos podremos poner remedio.

Como los principales causantes de la pérdida auditiva son el paso del tiempo y la exposición a intensidades sonoras elevadas debemos esforzarnos en trabajar sobre este segundo aspecto ya que sobre el primero no podemos hacer nada.

La audición no deja de ser un proceso que se basa en escuchar lo que las ondas sonoras hacen llegar a nuestros oídos. El sonido entra en nuestros oídos y convierte esas ondas sonoras que pasan a ser interpretadas después por el cerebro.

Básicamente lo podríamos resumir, de un modo sencillo, en los siguientes pasos:

  • Desde del oído externo llegan las ondas sonoras atravesando el conducto auditivo para llegar hasta el tímpano.
  • El tímpano, en función de las ondas sonoras, vibra transmitiendo dichas oscilaciones a los huesecillos (martillo, yunque y estribo) del oído medio.
  • Los hueseciilos amplificcan las vibraciones recibidas dentro de la cóclea del oído interno.
  • Las vibraciones forman ondas dentro del líquido de la cóclea que se desplazan a lo largo de la memabrana basilar. Ante este movimiento las células ciliadas se mueven hacia arriba y abajo.
  • El desplazamiento de las células ciliadas  se topa con una membrana que sobresale y se inclinan haciendo que se abran unos canales. Todo este proceso hace que se genere una señal eléctrica que el nervio auditivo lleva al cerebro que a su vez lo convierte en sonido que somos capaces de reconocer y entender.

El proceso auditivo, lejos de ser en simple, es bastante más complejo de lo que parece a simple vista. Interviene tanto los oídos como el propio cerebro. Esto hace que antes de buscar solución a una pérdida de audición tengamos primero que conocer dónde está el problema. Cada pérdida auditiva debe ser tratada de un modo particular.

Acuda a AudioClinic, centro auditivo de Lugo, para que podamos aconsejarle en cómo cuidar su audición.