Audífonos

Los amplificadores no son audífonos

Muchas personas acuden a nuestro centro auditivo escarmentadas porque en su momento compraron unos amplificadores pensando que eran audífonos. Debemos saber distinguirlos ya que unos nos ayudan con la pérdida auditiva, los audífonos, mientras que los otros, los amplificadores, son contraproducentes.

En AudioClinic, Gabinete Audiológico de Lugo, nos gustaría dejar claro que los amplificadores no son audífonos a pesar de que en ocasiones se comercialicen bajo ese concepto.

Amplificadores que se venden como Audífonos

Existen varias formas sencillas para diferenciar unos audífonos de unos amplificadores y las vamos a enumerar de un modo resumido:

  • Los audífonos siempre se deben adaptar personalmente a cada usuario con pérdida auditiva
  • Los audífonos solo se comercializan en centros auditivos
  • Los audífonos son dispositivos sanitarios
  • Para usar audífonos siempre hay une previa revisión o evaluación auditiva

A continuación reproducimos un texto de la AEMPS, Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, en las que hacen aclaraciones sobre este asunto:

La AEMPS informa de las diferencias entre audífonos y aparatos amplificadores de sonido.

Los AUDÍFONOS son productos sanitarios que amplifican y procesan sonidos y que están destinados a compensar deficiencias auditivas. En cambio, los AMPLIFICADORES de sonido son dispositivos electrónicos destinados simplemente a amplificar el sonido ambiental para personas sin deficiencias auditivas.

Tanto audífonos como amplificadores de sonido, afectan a la capacidad de percibir sonidos, pero tienen diferentes indicaciones y están sujetos a diferentes controles legislativos.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), ha recibido varias denuncias relativas a la venta de aparatos amplificadores de sonido cuya finalidad es amplificar el sonido ambiental, pero que se ofertan y publicitan bajo el término “audífono”. Por ello, resulta necesario aclarar la diferencia entre ambos productos.

El consumidor no debe confundir los audífonos con los productos de amplificación de sonido. Aunque la tecnología y la apariencia de algunos aparatos amplificadores sean similares a las de un audífono, sólo estos últimos están diseñados e indicados para compensar las deficiencias auditivas. Un amplificador de sonido, por el contrario, está destinado a ser utilizado por personas con audición normal que tienen el deseo o la necesidad de amplificar los sonidos en ciertas situaciones.

Los audífonos y los amplificadores de sonido, debido a su diferente finalidad de uso, se encuentran sometidos a diferentes normativas, por lo que los requisitos de seguridad, eficacia, calidad e información y los procedimientos de evaluación y control que se aplican a ambos productos son distintos.